En muchas ocasiones no formulas esa pregunta que te ronda la cabeza. Ya sea porque te parece demasiado básica, porque te da vergüenza, porque no crees que te vaya a contestar o porque no tienes tiempo.

La excusa del tiempo a la hora de formular preguntas a mi no me convence. Si puedes leer un post, tienes tiempo para dejar tu pregunta en los comentarios. Ya no te digo que le escribas un mail para preguntarle por privado.

Si prefieres hacerlo en privado, tienes todo el derecho, pero hacerlo en público te aportará mucha más confianza en ti misma y además ayudarás a los demás. Créeme, esto es así.

Lo de que te parezca demasiado básica, tampoco vale. Todas, todas, todas, todas las personas en algún momento de nuestra vida hemos formulado preguntas básicas. Nadie nace aprendido, además cada uno aprende a su ritmo. Hay personas que lo que les parece básico, para otras es todo un descubrimiento.

Debemos empezar por respetar todas y cada una de las preguntas que se formulan en el hilo de comentarios. De esta manera también ahorraremos esa vergüenza que puede pasar la persona que va a formular la pregunta.

Y llegamos al kit de la cuestión. Aquí es donde yo quería llegar. Muchas veces no preguntas porque te crees que no vamos a responder. En mi caso ya te digo que sí, como podrás ver, respondo a todos y cada uno de los comentarios personalmente. Y, para gente despistada, hace un par de semanas hablé de la importancia de responder los comentarios.

Y como no podía quedarme callada, este post va dirigido a todas aquellas personas, blogueras o no, que quieren comentar y no lo hacen. Que quieren preguntar algo y no lo hacen.

¡No te quedes ahí parada y pregunta!

Sí, es una orden, pero sólo si me tienes que hacer una pregunta para que yo pueda resolverte la duda.

Además te voy a dar razones para que entiendas por que es tan importante que tú me formules esa pregunta cuando te ha quedado alguna duda en algún post.

#1 Resolver dudas.

Démosle un aplauso a la capitana obvio. Bra-vo.

Fuera cachondeo, lo he puesto porque es necesario. Si tú tienes una pregunta sobre un tema del que yo he hablado y no la haces, te quedarás siempre con la duda. O eso, o tendrás que ir por tu cuenta buscando información por internet.

¿No es más fácil preguntarme a mi directamente? Sí. ¿Lo haces? Depende.

Aunque yo esté haciendo la coña, porque no quiero que el post quede ahí super serio. Esto es un tema que me preocupa. Que hay gente que me pregunta dudas meses después.

Sí, más vale tarde que nunca, pero no esperes tanto. Si tienes dudas en ese momento, pregúntame.

#2 Ayudar a las compañeras.

Aunque te creas que no, que me preguntes tus dudas puede ayudar a tus compañeras. ¿Por qué? Muy simple, seguramente en algún momento habrá alguien con la misma duda que tú, si la tiene resuelta en los comentarios ya está.

Entiendo que haya gente que prefiera preguntar por privado. Pero si esa misma duda la hacen todos por privado, yo y cualquier bloguera va a estar hasta arriba de emails con la misma pregunta.

Siempre puede haber algún despistado. Pero así se facilita mucho el tener que repetir una y otra vez las mismas respuestas.

#3 Veremos que nos hemos dejado algo.

Porque somos humanos. Porque tenemos mil y una cosas en la cabeza. Porque tenemos tantas ganas de escribir que a veces la información sale por los poros y nos olvidamos de escribir todo, todo, todo.

Sí, este tipo de errores los comete cualquiera. Pero si llega una persona y te pregunta algo, que tu creías que habías dicho en el post y que después de 15 revisiones no te habías dado cuenta que no, ahí lo tienes. Se te enciende la bombilla y piensas: “Cagontó, me he dejado eso por explicar“.

Y es cuando nos damos cuenta de todo. Miramos si nos cabe en el comentario. Porque a veces puede ser una explicación de un párrafo que nos hemos dejado y explicándolo ahí es suficiente.

Pero la mayoría de veces acabamos editando el post, añadiendo lo que nos habíamos dejado y contestando al comentario que se nos había olvidado y que ya está añadido en el post.

Esto, para mi, es una gran ayuda. Creo que sólo me ha pasado un par de veces, pero pasa y esto ayuda a que veas que te has dejado algo o que, incluso, has explicado algo de una manera que la gente no acaba de entender.

Es fácil corregirlo e intentarlo explicar de otra manera, si este fuese el caso. Todo tiene arreglo.

#4 Más posts.

Muchas veces, de las dudas surgen otros posts.

Ya sea que una duda nos ha recordado algo y queremos escribir un post sobre ello. O porque la explicación de esa duda es larga y es preferible hacer un post.

Sea como sea, de las dudas pueden salir posts muy importantes. Para mi, los posts que surgen de las dudas son unos de los más importantes.

Sabes perfectamente que estás ayudando a esa persona directamente. A mi esa sensación me encanta.

Con los posts ayudamos a mucha gente, pero no se puede comparar la sensación. Escribir un post y que alguien te diga que le ha ayudado no es comparable a estar escribiendolo y saber que estás ayudando directamente a esa persona con ese nombre y apellidos (o en su defecto el nickname).

Conclusión:

Es muy importante que, si tienes dudas, las dejes en un comentario en el post que corresponda. Si es que es una duda del post.

También puedes enviar la duda por email si no corresponde con el post y es una duda que ya tenías antes de leerlo. En mi caso también tengo un grupo de facebook por si quieres que tengamos una conversación directa y nos ayudemos entre todos.

Así que sólo quiero hacerte una pregunta, porque sí, yo también tengo dudas. Mi duda es:

¿Eres de las que deja sus preguntas en los comentarios o prefieres hacerlo por privado?

Espero tu respuesta.

Te mando un besazo enorme!

Laura.

Pin It on Pinterest

Share This