Hoy en día es raro que alguien no haya oído hablar de los blogs. La mayoría de personas tienen un blog, incluso en los institutos hay ejercicios que consisten en escribir un blog de una temática concreta y llevarlos durante todo el curso.

Para mi los blogs son una forma de libertad. Todo el mundo es libre de escribir sobre lo que le da la gana, sea experto o no. Esto tiene su parte buena y su parte mala.

La mala es la más evidente: hay blogs sobre nutrición, ejercicios, dietas, medicina, etcétera, que están escritos por gente que no tiene mucha idea y a veces pueden liarla mucho. En estos casos si que creo que, teniendo en cuenta que nuestra salud está en juego, hay que asegurarse de que detrás de este tipo de blogs haya un experto. Y te aseguro que si es un experto da la cara y lo explica todo con pelos y señales.

La parte buena: Nos deja a todos hablar de maquillaje, moda, compartir nuestras recetas, hablar de nuestras pasiones, compartir escritos, compartir experiencias, viajes, romances, nuestros libros favoritos, etc.

Tener un blog es una gran experiencia y creo que todos, en algún momento de nuestra vida, debemos probarla. Puede ser que nos guste o puede que no, pero hay que probarlo para saberlo.

Pero la cosa no queda ahí. Somos muchos los blogs monetizados. Somos muchas las personas que vemos nuestro futuro en un blog. Somos muchas las personas que soñamos con que, ahora o en un futuro, nuestro blog nos de un dinerito al mes. Al principio un extra para cubrir los gastos del blog, publicidad en facebook y esas cosas, pero que después sea un sueldo. Poder vivir de nuestra pasión.

Así que no, no podía dejar este post sin hacer. Y mucho menos este 2017, en el que uno de mis objetivos es tener un flujo de ingresos constantes cada mes en el blog. Como pudiste leer en el post de propósitos para el 2017.

Y como yo soy así, que no me callo nada de nada, tenía que compartirlo contigo. He estado mirando las diferentes formas que hay para monetizar un blog, así que aquí te voy a decir las que he visto hasta ahora y te voy a explicar un poquito de que va cada una. Seguro que en un futuro hay muchas más formas y que estas se pueden desglosar en muchas otras, pero creo que para empezar y que tengas un primer contacto con todas estas opciones es suficiente.

11 Opciones para monetizar tu blog.

#1 Anuncios PPC y CPM.

Los anuncios PPC son aquellos anuncios en los que te pagan por clic. Es decir, si hacen clic en el anuncio recibes un % de comisión, así de fácil. La opción más popular para este tipo de anuncios es Google Adsense. En estos casos, contra más tráfico tengas en tu blog, más posibilidades hay de que alguien clique en tus anuncios. Así que si tienes poco tráfico, recibirás pocos ingresos.

En el caso de los anuncios CPM son los anuncios de coste por cada mil impresiones. Es decir, que toda la gente que entre en tu blog, si ve tu anuncio, aunque no clique, ya es una impresión y recibirías un % por ella. Igual que pasa con los PPC, en este caso, contra más visitas tengas en tu sitio, mejor. De esta manera tendrás miles de impresiones más fácilmente. Eso sí, en estos casos, el pago por cada mil impresiones es mucho más bajo que el pago por clic. Esto también lo tiene Google Adsense.

Además de los clics y las impresiones, en estos casos, el dinero que recibirás dependerá también de algunas variantes. Estas serían el tamaño del anuncio que has puesto, dónde está posicionado en tu blog, el formato que tiene (si es estático o animado) y el nicho en el que te mueves.

Yo debo serte sincera. A mi este tipo de monetización no me gusta nada, pero hay que ser prácticos. A veces el goteo, aunque sea poco, va muy bien. Sobretodo cuando estás empezando.

#2 Banners propios.

Y aquí es cuando te preguntas que quiero decir con banners propios. Lo que quiero decir es que también puedes ser tú misma quien venda los espacios en tu blog. Olvidando a Google Adsense y todas esas plataformas para poner anuncios, puedes ser tu misma quien decida cuando, donde y cuales anuncios se ponen en tu blog.

Las medidas más usadas son de 300x250px para anuncios rectangulares, para paneles laterales se suelen usar anuncios de 120x600px y para las cabeceras de 128x90px. Además puedes también vender la opción de botones que entonces serían de 125x125px.

Como ves, hay una variedad bastante amplia de opciones. Si tu decides que sólo quieres vender anuncios de 300x250px para ponerlos en tu sidebar, eres tú quien decide y nadie puede decirte nada.

De esta manera también puedes crear una tarifa mensual, por ejemplo, y decir que si quieren anunciarse durante todo el mes en tu blog les cuesta X€. Te ahorras los intermediarios, las comisiones que se llevan todas estas plataformas de anuncios, la incertidumbre de si estarán clicando bien o Google Adsense lo tomará como clics no válidos, etc.

Eso sí, debes ser coherente. Aquí también debes tener en cuenta el tamaño del banner (si decides ofrecer diferentes) y las visitas que tienes en tu blog. No pretendas cobrar, no se, 50€ al mes por un banner de 300x125px si sólo entran 4 personas en tu blog. Nadie va a querer pagar algo tan caro.

Con esto no quiero decir que tires tus precios por el suelo. Ni mucho menos, pero hay que ser coherente también. Además, quizá algunas blogueras también se animan a anunciarse en tu blog. Al hacerlo tu misma eres libre de escoger quien se puede anunciar y quien no.

Esta opción a mi me gusta más que la anterior. De hecho alguna vez me lo he planteado para mi blog. Pero lo haré cuando tenga visitas suficientes, al menos las que yo creo que son suficientes para hacer este tipo de propuestas.

#3 Ventas de afiliado.

Te puedo asegurar que, estés en el nicho que estés, hay una opción de afiliación para ti. Seguro que sabes de lo que hablo, pero por si acaso voy a recordarlo.

Hay plataformas, blogueras y marcas que crean programas de afiliados. Tu te registras gratuitamente en su programa y les haces publicidad con tus enlaces de afiliados de sus productos o servicios. Por cada venta tu te llevas el % que ellas ponían cuando te registraste.

Hay programas de afiliados para todo. Amazon tiene un programa de afiliados. Es decir, que ya seas de maquillaje, moda, tecnología, reseñas de libros, etcétera, puedes registrarte en su programa de afiliados.

Así que lo único que deberás hacer es poner tus enlaces de afiliados en tus post o en tus redes sociales y así ganarte un dinerito si compran desde tu enlace.

Esto es lo que yo más te recomiendo, sobretodo si estás empezando y no tienes o no puedes ahora mismo tener ventas de productos propios. Es una manera fácil de conseguir un goteo de ingresos.

#4 Enlaces patrocinados.

Igual que te he dicho que puedes vender espacios en tu blog, también puedes vender espacios en tus posts o páginas. De esta manera también obtendrás ingresos por tener enlaces en tu blog.

Sobretodo en esta opción no te olvides de poner la etiqueta rel=”nofollow”. Como bien dicen todos los blogueros: si pones esta etiqueta, no tendrás problemas.

Esta opción a mi no me acaba de convencer. Se que hay muchas plataformas que se dedican a esto, pero a mi personalmente no me convence. Aun así, como tengo que explicarte las opciones que hay y esta es una de ellas, no podía dejarla fuera.

#5 Posts patrocinados.

Este es el típico, todo el mundo lo conoce. Todos sabemos que hay bloguers y marcas que te pagan para que hagas posts en tu blog. Esto no es un secreto.

Hay muchas plataformas que se dedican a ayudarte a conectarte entre marcas y tu blog. Yo la que más recomiendo es Coobis. Pero también está SocialPubli.

Yo trabajo con ambas y me van llegando pedidos de ambas plataformas. Hay muchas más, pero estas dos son las que yo recomiendo. Quizá tu estás en otras, pero el funcionamiento es el mismo.

Creas un perfil en esa plataforma y te llegan solicitudes de marcas para que crees un post o publiques un post que ellos han escrito.

Aquí os dejo dos posts patrocinados que he tenido yo. El que me llegó por parte de coobis sobre Mailrelay y el que me llegó por parte de SocialPubli sobre SocialReacher.

Es una buena opción pero si que es verdad que llegan poco a poco. No esperes registrarte en Coobis o SocialPubli y que empiecen a lloverte posts patrocinados, porque es un proceso más lento. Eso sí, yo te recomiendo que te registres en ambos.

#6 Anuncios en Redes Sociales.

He puesto anuncios porque no sabía como llamarlos exactamente. Hay plataformas como SocialPubli, de la que te hablé en el punto anterior, que te pagan por publicar en tus redes sociales.

También existe Exponsor, una plataforma en la que a mi me han contratado ya varias veces para poner anuncios en mis redes sociales, sobretodo en twitter. Además también tienen opción de poner anuncios en los blogs, aunque no la he utilizado.

En este caso también podrías hacerlo tu misma. Es decir, como ejemplo, podrías crear un Pack en el que sea un anuncio en tu blog por un mes y X publicaciones en redes sociales.

Es decir, este punto tiene mucho juego, pero debes hacerlo bien. Yo te recomiendo que te registres en SocialPubli si no lo has hecho ya. Es en la plataforma que más propuestas he recibido. Recibo unas 2 por semana, dependiendo de la semana hay más o menos. Pero he recibido peticiones tanto para twitter como para facebook en el caso de Redes Sociales y para el Blog varios petición de varios posts que estoy esperando a que validen para empezar a redactarlos.

En SocialPubli también puedes poner Instagram, Youtube, Linkedin y Snapchat. Así que tiene una variedad amplia para que te manden campañas. Yo ya pedí mi primer pago y me pagaron en unos diez dias aprox, si no recuerdo mal fueron 8 días.

Así que esta es una muy buena opción tanto si estás empezando como si llevas tiempo ya.

#7 Comunidad VIP.

Comunidad VIP, premium, de pago, como quieras llamarlo. Pero debes reconocer que lo de comunidad VIP le da como más elegancia al tema.

Cada vez hay más blogs que ofrecen una membresía mensual por acceder a contenido premium en su blog. Es decir, que tienen mucho contenido gratuito, pero también tienen contenido de pago al que sólo pueden acceder los que pagan una cuota mensual.

Es una muy buena opción para monetizar tu blog, pero creo que esta opción es para blogs que tienen una influencia importante y mucho flujo de visitas. Mantener un blog en wordpress, que es donde normalmente se hacen estas membresias, es un coste. Si no consigues vender membresías tienes un gasto mensual acumulado. Es importante primero crear una buena lista de correo y cuando ya tienes una influencia, que puede suceder en pocos meses o en un par de años, según el tiempo que puedas dedicar, entonces si te interesa, lanzarte a crear una comunidad premium.

#8 Donaciones.

Hubo una época en la que estaba muy de moda poner un botón en tu blog para que “te invitasen a un café”. Era un botón de paypal en el que la gente podía hacerte pequeñas donaciones de 1€ o menos.

Hoy en día sigue habiendo esta opción y hay muchos blogs que la utilizan para poder seguir con su mantenimiento. Los lectores ponen un granito de arena y tu conseguirías un pequeño extra al mes que te puede servir para una parte o la totalidad de los gastos del blog.

En este caso yo lo veo bien. Es algo opcional, no están obligados a donarte nada aunque lean todos tus artículos y se pasen horas en tu blog. Pero las personas que realmente quieren que sigas con tu proyecto siempre estarán dispuestas a hacerte una pequeña donación. El precio del café es insignificante y a ti te ayuda muchísimo.

Yo no lo tengo puesto, al menos de momento, porque tengo pocos lectores y los gastos son bastante insignificantes. El día que tenga muchísimos lectores y deba recurrir a hostings, email marketing y todo lo que rodea al blog más potente, entonces seguramente pondré uno de estos botones para que quien quiera ponga su granito de arena al proyecto.

#9 Vender productos.

Si tienes un negocio local o un hobby que puedes monetizar, un blog es una buena idea. Montas un blog con una pequeña tienda online, vas explicando algunos trucos o cosas relacionadas con tu tienda online para irte posicionando y además vendes tus productos.

Los productos físicos tienen un gasto, además del gasto del blog y la tienda. Esto debes tenerlo en cuenta, deberá ser una inversión un poco mayor. Pero si tus productos tienen salida es una opción muy rentable.

Yo esta opción la recomiendo para todas aquellas artesanas que tienen ese don especial para convertir cualquier cosa en una pequeña obra de arte artesanal.

#10 Vender infoproductos.

No es lo mismo un producto físico que uno digital. Vender productos digitales también es una buena opción.

Hay blogueras de crochet que venden patrones en su blog. También hay blogueras de cocina que venden libros de cocina con recetas recopiladas por ellas mismas. Diseñadoras que venden agendas, planificadores y un montón de cosas más.

Hay muchísimas opciones y todas pueden ser válidas si sabes que hay un público en internet que te lo está pidiendo. Yo misma vendo infoproductos, como por ejemplo mi primer ebook sobre Blogger para principiantes.

La ventaja de esta opción sobre la anterior es que el coste es más bajo. Una vez tengas el producto creado, ya puede venderse todas las veces que quiera que sólo lo tendrás que retocar si debes hacer alguna actualización del contenido.

#11 Ofrecer servicios.

En este caso lo que más gasto tendrá es tu tiempo. Ten en cuenta que al vender servicios ofreces parte de tu tiempo, así que no te sobrecargues.

Puedes ofrecer servicios de clases via skype, por ejemplo. O servicios de coaching online, cualquier cosa es válida aquí siempre que no requiera tu presencia físicamente.

Quizá esto último te ha sonado muy raro. Claro que puedes ofrecer servicios desde tu blog en los que debas estar presente, pero esto hará que te limites mucho a la hora de encontrar clientes. Yo, por ejemplo, tengo mi servicio de plantillas para wordpress y puedo trabajar con cualquier persona en cualquier parte del mundo sin ningún problema.

En cambio, si encuentras tu pasión y que encima no es necesario que estés fisicamente, puedes ofrecerselo a tu cliente ideal. Puede estar en cualquier parte del mundo, que tú podrás ofrecer tus servicios igualmente.

Conclusión:

Hay muchísimas maneras de monetizar un blog. Tantas que estoy segura que me faltan muchísimas por descubrir y otras tantas que iremos inventando a lo largo del tiempo.

Lo bueno y lo malo de internet es que cambia constantemente. Cada poco tiempo surgen nuevas formas para monetizar tu blog, sacarle partido a tus habilidades, a tu pasión, etc.

Así que, ya sea para cubrir los gastos del blog o porque realmente quieres que se convierta en tu medio de vida. Este post te va a ayudar a empezar a pensar cómo quieres monetizar tu blog.

Así que dime: ¿Tienes monetizado tu blog? ¿Con cual de estas opciones lo has hecho?

Te mando un besazo enorme!

Laura

¿QUIERES APRENDER A GANAR MÁS DINERO POR INTERNET?

Suscríbete a la newsletter y recibe todos los posts sobre cómo ganar dinero por internet en tu email.

Además: - Recibe descuentos exclusivos y noticias importantes antes que nadie. - Forma parte de esta pequeña gran familia en la que todos nos apoyamos mutuamente.

Pin It on Pinterest

Share This